Borrachuelos

Hay elementos de la cultura local que uno no sabe muy bien si son exclusivamente locales o son compartidos con otros lugares. Es el caso del dulce que desde que tengo recuerdo hacen mis antepasados, y que me acabo de zampar en casa de mi madre. En Alcalá la Real lo llamamos “borrachuelo”, y creo que equivale a los más famosos pestiños. El caso es que la palabra borrachuelo no aparece en el diccionario de la R.A.E., con lo cual supongo debe de ser bastante autóctono.

Según mi madre, ella heredó el aprendizaje en su casa de pequeña. El borrachuelo consiste básicamente en unas pequeñas tortitas de harina fritas rebozadas en azúcar, y los ingredientes utilizados, (ya se sabe que cada maestrillo tiene su librillo), en casa de mi familia son:

¼ de litro de aceite.
¼ de vino blanco.
Cáscara de un limón rallada.
½ cucharada pequeña de bicarbonato.
Un puñado de azúcar para la masa.
Canela al gusto, (según antojo mi madre unas veces le echa y otras no).
Alrededor de ½ kg de harina, según consistencia, (mejor tirando para espesa).

Una vez que hemos hecho la masa, la extendemos con un rodillo, lo más fina posible. La cortamos con la forma deseada y, si queremos le echamos algo de relleno, (como cabello de ángel, crema pastelera, mermelada de batata, etc). Con relleno o sin relleno, la freímos en aceite templado y ya tostado, por supuesto de oliva, si puede ser de la propia cosecha. Una vez fritos los borrachuelos, se rebozan en azúcar, y se quedan listos para ser devorados por grandes y pequeños.

En Nuestra zona, los borrachuelos son un dulce típico de Semana Santa. El caso es que están buenos durante todo el año, pero, como tantas cosas con sabor tradicional, acuden masivamente a la memoria popular de muchos hogares de Alcalá la Real durante una época determinada, en este caso como digo la Semana Santa.

Como curiosidad, decir que, en tiempos antiguos, cuenta mi madre que cuando no disponían de vino, (que era la mayor parte de las veces), lo sustituían por “caldo de gazpacho”. Éste consistía en una mezcla de agua, vinagre, sal y aceite.